La evolución del community manager

laevoluciondelcommunitymanager

Con el aterrizaje de las empresas al entorno online y el boom de los community managers hace ya 5 o 6 años, la realidad y conocimiento de las posibilidades de internet era muy diferente a la actual. Esto es algo que se remarca en cualquier Grado en economía o ADE actual, y es que el sector laboral y empresarial avanza rápidamente en un entorno online tan cambiante, y prueba de ello es la evolución del community manager.

Los inicios del community manager

Entre los primeros documentos de community managers descubrimos que en su día estaban orientados a compartir todo tipo de contenidos que vieran el internet.

“Leer y compartir dio paso a no leer y compartir, algo que todavía hoy perdura”

Era una cursa por ver qué perfil era capaz de generar más información y de estar presente en todas las noticias del sector.

Poco a poco la razón se fue imponiendo, y empezaron a surgir pautas del buen uso de las redes sociales, cada cuando publicar para optimizar el impacto y cómo planificar contenidos.

Todavía no había rastro del análisis, y lo cierto es que la figura del community manager a veces coincidía con el perfil de un becario o empleado de nivel bajo que complementara sus tareas administrativas habituales con este otro rol.

Del part time hacia el full time

Con el tiempo el perfil del community a tiempo partido se fue orientado hacia alguien capaz de generar información y contenidos durante toda la jornada laboral.

“Cuando un tweet causaba impacto era motivo de felicitación, si generaba un cliente el community pasaba a ser el empleado del mes”

Las conversiones desde canales sociales era algo para lo que no se orientaba la tarea del community, y por ello raramente se conseguían hitos que impactaran verdaderamente sobre la rentabilidad del negocio.

La social media analytics

La era de la analítica digital ya está en marcha, y con los años la profesionalización del community manager (y en general de cualquier empleado del departamento de social media) ha derivado en el análisis de las acciones y campañas llevadas a cabo.

“Sirve de poco o nada recolectar seguidores si luego no hay ningún tipo de interacción o consecución de los objetivos estratégicos de la empresa”

El futuro del community pasa por la medición de sus acciones: desde el impacto de un tweet, el CTR, la segmentación inteligente por perfiles, países, horarios, temáticas y un larguísimo etcétera. Todo se puede medir prácticamente en las redes sociales, y todo ello unirlo a la analítica web y digital de la empresa para completar la información recabada y tomar decisiones de negocio objetivas y cuantificables en base a ello.

¿Todavía crees que es buena idea poner en manos de un becario la tarea del community manager?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies